EN LA ACTUALIDAD, SER SOSTENIBLE YA ES UN ASPECTO NECESARIO

La sostenibilidad ha pasado a ser uno de los pilares fundamentales de la estrategia de Zedis. Con el objetivo de ser fieles a ese compromiso, estamos implantando una serie de medidas que nos permitan alcanzarlo; y una de las primeras ha sido la de incorporar al equipo de Zedis a una responsable de sostenibilidad que pueda dirigir y acompasar todos los esfuerzos de la compañía en este sentido.

Rosa Banet, es una persona con una dilatada experiencia en su sector. Ha trabajado como auditora para AENOR durante más de diez años, además de trabajar en compañías como RICOH , Environmental Manager, así como para Laboratorios Echevarne .

Hoy queremos hablar con ella para que nos cuente cuáles son los retos y cómo tiene previsto enfocar la tarea de lograr que Zedis sea una empresa sostenible.

 

Rosa, cuando hablamos de sostenibilidad, ¿de qué hablamos? ¿Qué entiendes tú por sostenibilidad?

La sostenibilidad en cualquier ámbito se enfoca en la valoración del resultado positivo y mantenido ante actuaciones concretas, si bien desde el punto de vista empresarial, la sostenibilidad es tener la capacidad de implementar en sus procesos enfoques que integren los factores ambientales, sociales y económicos, además, hace referencia a la calidad en la fabricación y se incluye dentro del paraguas de la conocida Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

Como ya indica la palabra, ser sostenible es mantenerse en el tiempo, sin poner en riesgo las necesidades futuras. De manera que para ello, la empresa sostenible, tiene que pensar y trazar las líneas estratégicas que servirán de guía en que cada toma de decisión incorpora las dimensiones ambiental, social y económica.

Pienso que una característica de empresa que apuesta por la sostenibilidad es la que maximiza tanto el beneficio económico como el ambiental y minimiza o elimina cualquier aspecto que afecte negativamente a dichos beneficios.

A las tres dimensiones: ambiental, social y económica es lo que viene a denominarse Triple Bottom Line, y una de las maneras que tienen las organizaciones para mostrar su grado de sostenibilidad es a través de la triple cuenta de resultados o de las conocidas memorias de sostenibilidad.

 

Puedes explicarnos que son los ODS y la Agenda 2030 y por qué se habla tanto de ellos en todos los medios y ámbitos cuando se habla de sostenibilidad.

Me gustaría empezar explicando que los ODS son una evolución de los ODM, que eran los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que se establecieron en el año 2000 por los líderes de 189 países que firmaron la Declaración del Milenio a través de las Naciones Unidas y que se comprometían a alcanzar 8 Objetivos cuantificables antes de 2015.

Los 8 objetivos trataban problemáticas planetarias, como: erradicar la pobreza, educación universal, promover la igualdad, combatir enfermedades como el SIDA, malaria y otras enfermedades, garantizar la sostenibilidad ambiental y fomentar una alianza mundial para el desarrollo.

Los ODM fueron revolucionarios, ya que ofreció un discurso común de carácter global que se materializaba a través de los Informes Anuales de Progreso de las organizaciones que se encontraban adheridas al PACTO MUNDIAL de las Naciones Unidas.

Tras 15 años de ODM’s, se consideró un progreso sustancial, pero desigual de los resultados alcanzados, de manera que en 2016 fueron reemplazados por la nueva Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que se aprobó por 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas.

La nueva Agenda 2030 se enfoca en lograr un mundo sostenible en el que se valore de igual manera la sostenibilidad ambiental, inclusión social y desarrollo económico a través del establecimiento de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS).

De manera que las organizaciones/empresas que quieren ser sostenibles definen sus estrategias y objetivos y los trazan en función de, con cuáles de los 17 objetivos, se encuentran alineados. Siendo esta una manera de integrar sus actuaciones con el concepto de Sostenibilidad y a la vez hablar con un lenguaje común mundial, dando a conocer su compromiso a la Sociedad. Una Sociedad que valora y decide o no el consumo de productos y/o servicios en función de valores que integran los ODS (Garantizar la disponibilidad de Agua y su gestión Sostenible, el Acceso a la Energía, Modalidades de Consumo y Producción Sostenible, Educación de calidad, Igualdad de género, Industria, innovación e infraestructura, Paz, justicia e instituciones sólidas, …) son algunos de las temáticas de los ODS’s.

 

Después de trece años trabajando en AENOR como auditora de sostenibilidad, debes haber visto casi de todo. ¿Cuáles son los errores en los que puede incurrir una empresa en tu opinión a la hora de afrontar una nueva estrategia de sostenibilidad?

Las organizaciones que actualmente definen una estrategia de sostenibilidad es porque realmente se encuentran comprometidas en maximizar los beneficios tanto ambientales, sociales y económicos en su proceso de toma de decisiones.

Y para materializar este compromiso, el establecimiento de objetivos tiene que ser equilibrado para que no conduzca a resultados no esperados.

Por ejemplo: se debe buscar un equilibrio entre un objetivo enfocado en la disminución de costes y otro enfocado en la mejora de la calidad, o, ente la incorporación de materiales innovadores en huella de carbono y el bienestar de los trabajadores; ya que todos estos factores condicionan los resultados de ventas por parte de los consumidores u otras empresas, así como pueden afectar a la imagen, reputación y, en última instancia, a la sostenibilidad del negocio.

Otro factor relevante en el momento de implementar una estrategia de sostenibilidad es disponer de un modelo de relación/comunicación con nuestros grupos de interés relevantes (stakeholders), que nos ayude a identificar los aspectos que para estos son más significativos. Y así actuar en consecuencia.

Resumiendo, no diría que son errores frecuentes en el momento de pensar en una estrategia de sostenibilidad, pero sí que son factores que hay que considerar:

  • El alineamiento de objetivos departamentales con el compromiso sostenible.
  • Y la escucha activa de los temas que son de mayor interés para nuestros clientes, trabajadores y colaboradores.

Ya que todas las decisiones afectan a la imagen y reputación de la empresa.

 

¿Consideras que la pandemia ha afectado a las políticas de sostenibilidad en las empresas? ¿Reducción de presupuestos, etc.?

Creo que ha habido situaciones diversas, algunas que afectan positivamente y otras de forma negativa.

Ejemplo de ello, es la consolidación del teletrabajo y los beneficios que ello puede comportar a la movilidad, más allá de la eficiencia laboral. Por contra, se generan nuevos impactos ambientales, tales como el aumento en la fabricación, consumo y generación de residuos de EPIs (mascarillas) o en el uso de productos químicos de limpieza, desinfectantes o productos de envase más individual.

Si bien, estas situaciones no son fruto de la implantación de políticas activas de sostenibilidad, ya que son aspectos generados por la propia situación de pandemia.

A diferencia de la crisis económica producida en 2008, en la que muchas organizaciones paralizaron proyectos ambientales y de gestión de recursos humanos. La crisis sanitaria actual, por suerte, en la mayoría de los casos, no paraliza posibles proyectos sostenibles, ya que no actuar puede repercutir en las ventas debido a lo que comentábamos con anterioridad: los valores sociales y ambientales de la Sociedad Actual penalizarían su retirada.

 

Hemos visto tu visión de lo que es la sostenibilidad, pero por hacerlo más explícito y saber qué es lo que implica un compromiso en este sentido. ¿Puedes darnos las 10 acciones que en tu opinión son más relevantes para llevar a buen término una estrategia realista de sostenibilidad para una empresa?

  1. Definir un Plan de Trabajo de los aspectos a considerar para implementar la Estrategia de Sostenibilidad a seguir. Definir un modelo.
  2. Identificar los líderes internos y externos que sean proactivos en los ámbitos ambientales, sociales y de negocio.
  3. Identificar los 4/5 grupos de Interés más relevantes para el negocio, en lugar de buscar un número demasiado ambicioso, que evite que nos dispersemos y en reducir la complejidad.
  4. Definir el modelo de relación a trazar para que nos ayude a identificar los aspectos más significativos de estos grupos de Interés.
  5. Definir los objetivos y dar su trazabilidad, por ejemplo, a través de los ODS’s.
  6. Asignar las frecuencias para el seguimiento de los objetivos y su coherencia con los ODS’s en base a la consecución de resultados.
  7. La transparencia basada en una comunicación a los grupos de interés. Por ejemplo, a través de redes sociales, publicación de la Memoria de Sostenibilidad, etc.
  8. Identificar qué productos son innovadores y con beneficios ambientales y/sociales.
  9. Identificar actuaciones que involucren a nuestros colaboradores, que generen alianzas.
  10. Valorar certificar nuestro modelo como una vía de genera confianza con los grupos de interés.

 

Rosa, te has incorporado recientemente a Zedis. ¿Cuál es tu cometido en la compañía?

En octubre de 2021, me incorporé a Zedis, con el compromiso de liderar los procesos de Calidad y Certificaciones. Actualmente Zedis se encuentra certificada por ISO 9001, ISO 14001 e ISO 45001, así como PEFC y Ecodiseno. Lo hice con un claro objetivo: dar continuidad y asegurar el cumplimiento de los requisitos legales aplicables a los productos y a los compromisos adquiridos con nuestros clientes, y contribuir a la sostenibilidad de Zedis allí donde opere.

Cuéntanos sobre Zedis, ¿hacia dónde se dirige? ¿En qué proyectos estáis trabajando relativos a la sostenibilidad?

Conozco a Zedis, desde hace años, y siempre han tenido el compromiso por hacer las cosas bien. La dirección tiene clara la importancia en el despliegue de acciones vinculadas a la sostenibilidad, de manera que cuento con todo su apoyo.

La línea estratégica de Sostenibilidad se centra en:

  1. Innovación Digital a través de sistemas que mejoran, estandarizan y facilitan los procesos de trabajo y de cómo hacemos las cosas.
  2. Máxima calidad en todos nuestros productos, con las mejores técnicas productivas.
  3. Continuidad en la correcta gestión ambiental en todas las acciones. Con la incorporación de criterios ambientales en la fase de diseño de un producto.
  4. La seguridad y salud laboral de los centros productivos.

¿Las políticas de sostenibilidad son un elemento diferenciador o una ventaja competitiva para los negocios, es algo en lo que las empresas están incidiendo mucho?

Cualquier elemento innovador que una empresa ponga en el mercado o del que tenga la habilidad de comunicar, será una ventaja competitiva y a la vez elemento diferenciador.

Creo que actualmente ser sostenible ya es un aspecto necesario, pero nos podemos encontrar que dentro de un mismo sector convivan diferentes tecnologías (un ejemplo es el sector automovilístico: electricidad, nitrógeno, combustibles innovadores, etc.). El de mayor innovación y que contenga factores más eficientes, será el que presente un elemento diferencial frente sus competidores, y si a la vez es eficiente, obtendrá una ventaja competitiva.

De manera que la eficiencia es lo que nos conducirá a la ventaja competitiva.

¿Cuáles son los 2 principales desafíos del sector en este ámbito? ¿Cuáles son los retos de Zedis? Por ejemplo, los problemas de suministro de Materias primas, el encarecimiento energético, etc. ¿Afectan a las políticas de sostenibilidad?

En nuestro sector, igual que en otras industrias productivas, nos encontramos con la dualidad de tener que minimizar el consumo de materiales y recursos naturales (monoproducto), con el aspecto de dar cumplimiento legal sobre el bien producido. Esto conlleva un esfuerzo añadido en el proceso de diseño y desarrollo de un producto.

Los retos en el día a día de Zedis son sin duda seguir trabajando en la innovación, la calidad, la eficiencia en energía y recursos y la seguridad en todo lo que fabricamos, y cada vez en mayor grado.

En relación con los problemas de suministro globales, las empresas nos encontramos ante la necesidad de planificar y anticipar componentes críticos. Todo esto bajo un prisma de negociación y alianzas con nuestros proveedores estratégicos.

En la gestión energética, nos cuidamos de optimizar el consumo mediante un seguimiento exhaustivo del funcionamiento de equipos y establecimiento de acciones encaminadas a su optimización,

¿Consideras que las empresas del sector desarrollan adecuadamente sus políticas de sostenibilidad? ¿Crees que los Fondos NEXT GENERATION DE LA UE van a ser útiles y una buena fórmula de apoyo para la sostenibilidad en las empresas?

Ante un mercado con una fuerte demanda de productos que respeten el entorno, así como las relaciones laborales y los aspectos sociales, las empresas del sector se ven abocadas a la implantación de políticas sostenibles. Si bien lo mejor para la empresa es anticiparse y ofrecer soluciones innovadoras integrales.

Al igual que otras fórmulas existentes en la UE, como puede ser el programa marco de investigación e innovación (I+I) “Horizonte Europa para el período 2021 -2027”, los Fondos Next Generation hacen de palanca a una evolución en la economía social y empresarial. Todo ello tiene que ir acompañado de programas formativos que impliquen las prácticas en empresas y generen la suficiente motivación empresarial para que conduzca a la recuperación y transición que se persigue desde el ámbito político y regulatorio de la UE.

¿Cómo ves a Zedis dentro de 5 años?

Mi visión es la de Zedis como una compañía líder en el sector de POS tanto en el ámbito retail como de desarrollo de mobiliario urbano, aportando soluciones innovadoras para el cliente y usuario. Que Zedis, a través de alianzas estratégicas con sus clientes, les aporte soluciones relacionadas con “la experiencia cliente” de sus usuarios en el punto de venta.

Todo ello con el cuidado de los recursos naturales, la eficiencia productiva, la gestión de residuos y la gestión de las personas. Y con la rigurosidad en la calidad de los productos fabricados.

 

Entrevista realizada a Rosa Banet con experiencia en la elaboración de procedimientos y técnicas de ensayo según las normas GXP, en los más de 6 años en la Unidad de Ensayos Tóxicos Biológicos de Laboratorio Dr.Echevarne, en los que le aportaron un nivel de rigurosidad y exigencia, conocimiento que, posteriormente, ha podido trasladar al sector industrial a través de la Consultoría en el Centro Tecnológico de CETEMMSA, así como el posterior liderazgo del Departamento de Medio Ambiente de Ricoh España, con la obtención en 2006 del Premio Europeo en Sostenibilidad por las Mejores Prácticas implantadas a nivel nacional dentro del grupo Ricoh.

Todo ello le permitió trasladarse al mundo de la certificación durante 13 años en AENOR, un paso más a la excelencia en la gestión y los diferentes puntos de vista y estrategia empresarial en los campos de la calidad, la prevención, el medio ambiente y la responsabilidad social.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.